Saltar al contenido

¿Tienes peras en tu cocina? Entérate todo lo que puedes hacer con ellas!!!

peras

Las peras pese a ser una de las frutas que no posee tanta cantidad de vitaminas en comparación a otras frutas, no deja de ser útil e importante al momento de considerarla como una aliada para nuestra salud. Esta contiene minerales como el hierro, cobre, manganeso, entre otros que son indispensables para el buen funcionamiento de cada uno de nuestros sistemas que regulan nuestros órganos vitales. Su índice glucémico es muy bajo por lo que es muy recomendable de consumir para las personas que padecen de diabetes. 

Lo provechoso de las peras es que si queremos mejorar nuestra salud no es necesario que implementemos recetas o remedios mágicos con tanta cantidad de ingredientes, ya que de por sí consumir la fruta en su estado natural nos hidrata por su alto contenido de agua, así también como nos ayudará a prevenir las enfermedades cardiovasculares, esto se debe a que contiene lignanos quienes son los responsables de cuidar los vasos sanguíneos y evitar posibles hemorragias. 

Es increíble lo que el consumo de una sola fruta puede hacer tanto por nuestro organismo, por lo que la pera es excelente para reforzar nuestro sistema inmunológico. Por ello si deseas sacarle el mayor provecho posible a las peras que puedas tener en tu casa lee los siguientes tips que te daremos a continuación.

Pera para evitar retención de líquidos.

Como ya mencionamos anteriormente las peras tienen un alto índice de agua en su composición por lo que es una fruta ideal para refrescar. También es útil si quieres evitar o solventar la retención de líquidos, todo lo que tendrás que hacer es simplemente comer al menos una pera al día. Si eres de los que no les gusta la cáscara puedes también quitársela. Para obtener mejores resultados es importante comer esta fruta como parte de algún régimen alimenticio y que no sólo se enfoque en el mero consumo de esta. 

También es bueno resaltar que hay horas en las que nuestro cuerpo funciona mejor con las comidas, por lo que debes también evitar consumir o exceder de estas frutas en ciertas horas del día, especialmente en las noches ya que nuestro organismo trabaja diferente en esas horas. Ahora bien si deseas acompañar las peras con alguna otra cosa puedes hacerlo con alguna rebanada de pan e incluso yogurt.

pear
pear

Para la hipertensión.

Primero hay que mencionar que cuando se trata de remedios para curar o aliviar alguna enfermedad las soluciones caseras no son milagrosas pero sí muy ventajosas. Hay que considerar en primera instancia la opinión de los médicos debido a que no todos estos remedios funcionan igual o son buenos para todos. Es necesario siempre estar pendiente de nuestro organismo y lo que sentimos, por lo que si alguno de estos remedios te está reaccionando de mal manera es importante que suspendas su consumo. 

Una vez aclarado esto para preparar este remedio para la hipertensión tendrás que colocar en un litro de agua al menos un puñado de hojas de pera y hervirlas. Una vez que alcanzado el punto de ebullición deja reposar el agua hasta que esté en una temperatura que sea posible consumirla. Recuerda colar las hojas antes de beber, para que pueda dar efecto tendrás que tomar dos tazas al día, especialmente una en ayuno. 

Para la resaca.

En esos momentos cuando los tragos de más ocasionaron ese efecto desagradable de resaca muchas veces lo queremos aliviar con lo que sea que tengamos a la mano, por lo que las peras juegan un papel fundamental para aliviar ese horrible malestar. Todo lo que deberás hacer es lavar muy bien una pera, sacarle las semillas, picarla en trocitos y verter todo eso en la licuadora junto con un vaso de agua o la cantidad que vayas a ingerir. 

Bebe esto y al cabo de unos minutos lograrás sentirte más aliviado. Ten en cuenta que de por sí la pera es una fruta dulce por lo que será innecesario agregarle azúcar a este jugo. Mientras sea más concentrado el jugo con la fruta, será mejor.

Para subir el ánimo.

Hay temporadas en el año en el que los ánimos suelen bajar y esto se debe a que los días se hacen más cortos y la noches largas, por lo que un simple cambio de temperatura e incluso las horas de sol pueden afectar nuestro estado de ánimo. Por ello con las peras puedes preparar un antidepresivo muy rico. 

Pela una pera pero dejando una que otra parte de su cáscara, no se la quites por completo. Luego pica la fruta en al menos cuatro trozos y colócala en un recipiente con tapa, añade miel hasta tapar los pedazos de la fruta y tápela para dejarla reposar unos nueve días. En el transcurso de esos días el jugo de la pera se irá soltando. Una vez pasado el tiempo puedes tomar una taza tal y como está el preparado o puedes colarlo. Bébelo en las primeras horas de la mañana.