Saltar al contenido

Propiedades y beneficios de la Fruta del maracuyá ✅✅

Propiedades y beneficios de la maracuyá

Reconocida por su agridulce sabor y extraordinario aroma, la maracuyá forma parte de la industria repostera en la preparación de numerosas recetas; asimismo, es parte de ensaladas de frutas, salsas, helados, espumas y puede consumirse cruda o en zumos. Si bien es a esto que debe su fama, son pocos los que saben el secreto que guarda la fruta ¿Cuál? numerosas propiedades en pro de la salud.

¿Cómo ayuda el consumo de maracuyá al bienestar general?

La también conocida como fruto de la pasión, es la fruta originaria de Centroamérica que proviene de la planta trepadora denominada pasiflora o pasionaria; aunque de gran cultivo en Brasil, la maracuyá ha logrado llegar a otros rincones del mundo desarrollándose variedades tan peculiares como la de Nueva Zelanda, que difiere al ser morada.

En cualquiera de sus variantes, se caracteriza por lo almizclado sabor agridulce, redondeada u oval forma y gruesa cascará de aspecto ceroso; por dentro, está llena de semillas comestibles recubiertas en una pulpa gelatinosa, dorada y aromática.

Propiedades curativas de la maracuyá:

Con apenas 80 calorías, esta fruta alberga en su composición numerosos nutrientes, vitaminas y minerales que le confieren acción positiva en el bienestar general; ahondando un poco entre sus componentes, se tiene que la maracuyá ofrece:

1.       Vitamina A:

Encargada de fortalecer el sistema inmunológico, actúa a favor de la prevención de infecciones, puesto que activa las barreras protectoras, promoviendo la resistencia natural del organismo frete a muchas patologías. Del mismo modo, es aliada de la piel, cabello y uñas, mientras cuida de la salud de los ojos.

2.       Minerales:

La presencia de magnesio le confiere al fruto de la pasión un efecto antiestrés; la explicación de ello radica en que al optimizar el correcto funcionamiento del sistema nervioso, se evita la irritabilidad, cuadros de angustia, depresión o ansiedad.

Por otra parte, la acción mineralizante la hace efectiva en la prevención de numerosas enfermedades, puesto que regula el equilibrio ácido base del organismo, de manera que patologías vinculadas a la acidificación – por ejemplo osteoporosis, dolores articulares e infecciones – quedan mitigadas.

Finalmente, el fósforo estimula el funcionamiento cerebral, lo que mejora la memoria, sin apartar la importancia del mineral para la óptima función corporal al favorecer el desarrollo de los huesos y brindar energía.

3.       Polifenoles:

La acción antioxidante de estas sustancias permite que el maracuyá ralentice el envejecimiento prematuro, equiparando su acción con la del aceite de oliva, vino tinto y el té; es así como no solo consigue frenar las consecuencias destructivas de los radicales libres, sino que le brinda protección eficaz a las células del organismo y elimina el efecto tóxico de aluminio y plomo, únicamente con incorporarle como parte de la dieta.

4.       Fitoesteroles:

El corazón se ve igualmente beneficiado con la ingesta de la fruta, lo cual obedece a los fitoesteroles presentes en su composición; dichos nutrientes de origen vegetal, se encargan de nivelar los índices del colesterol en sangre, lo que a su vez, repercute en la disminución del desarrollo de enfermedades coronarias.

¿Cómo aprovechar las virtudes curativas de la maracuyá?

Lo mejor de los efectos curativos de la maracuyá es que no sólo se aprovecha la pulpa, sino también sus flores, a continuación algunas alternativas:

Con la pulpa:

Preparando un delicioso batido de maracuyá, se tendrá a disposición un efectivo remedio natural para combatir el estreñimiento; su preparación demanda:

  • 2 maracuyás
  • Agua (cantidad necesaria)

El procedimiento es tan sencillo como lavar y partir a la mitad las dos frutas, extraer su pulpa y llevarla a procesar en la licuadora acompañada de un poco de agua; servir el resultado en un vaso, y tomar a diario por la noche.

Otra opción…

La maracuyá también es efectiva para aliviar la tos, preparando un jarabe que se tomará tres veces al día ¿Cómo se prepara? de la siguiente manera:

  1. Extraer la pulpa de dos maracuyás y verterlas en un cazo junto a cuatro hojas de menta
  2. Llevar a fuego lento, cuidando de remover hasta formar un melado
  3. Permitir que se enfríe y filtrar
  4. Refrigerar en un frasco de vidrio oscuro.

Con las flores:

La infusión de las flores de maracuyá sirve para el nerviosismo; su elaboración consiste en combinar:

  • 1 taza de agua que hirviendo
  • 1 flor de maracuyá
  • 1 cucharada de miel

Verter el agua en un cazo con tapa, adicionar la flor y tapar hasta que se refresque; una vez frío, colar y agregar la miel. Beber el resultado, dos veces al día.