Saltar al contenido

Propiedades de la hoja de frambuesa, contraindicaciones y efectos secundarios

Propiedades de la hoja de frambuesa, contraindicaciones y efectos secundarios

Si bien la frambuesa debe su fama al delicioso fruto que crece en sus ramas, lo cierto es que el arbusto puede ser aprovechado de múltiples maneras; sus hojas cargadas de numerosas propiedades que actúan a favor de la salud en general. Usos, recetas, posibles  contraindicaciones y efectos secundarios a continuación se desvelan.

¿Qué es la frambuesa?

Perteneciente a la familia de las Rosaceae, la frambuesa es un arbusto originario de distintos países de clima templado que crece hasta 2 m de altura; creciendo tanto en zonas secas, como húmedas se caracteriza por constar con rectos tallos cubiertos de espinas delgadas, raíces perennes y ramas en las que cuelgan sus conocidos frutos, las coloradas y esféricas bayas rojas de tan delicioso sabor, sea que se coma cruda o como parte de la preparación de diferentes postres y mermeladas.

Las hojas de la frambuesa:

Las hojas del arbusto concentran grandes cantidades de taninos y flavonoides – lo que le confiere un poderoso efecto astringente y estimulante – pero eso no es todo, a su composición se suman buenas dosis de ácido cítrico, pectina, ácido málico, azúcar cristalizable y agua, sin apartar el contenido mineral que incluye calcio, magnesio y hierro principalmente.

¿Cómo se prepara la infusión de hojas de frambuesa?

Atendiendo a su inigualable composición son muchos los usos o beneficios que supone el consumo de la infusión preparada con las hojas del arbusto. Para prepararla se necesita:

  • 1 taza de agua hirviendo
  • 1 cucharada de hojas de frambuesa

El procedimiento consiste en dejar infusionar las hojas de frambuesa en el agua durante unos diez; transcurrido el tiempo, colar y servir una o dos veces al día, exceptuando a las embarazadas, cuya preparación debe hacerse sólo con 15 gr de la hoja e ingerir una dosis nada más. Asimismo, será necesario diluir en un 50% la infusión cuando se pretenda utilizar para el tratamiento de la diarrea infantil.

Otra forma de aprovechar los beneficios que las hojas de frambuesa ofrecen es a través de su tintura, aconsejándose tomar dosis de 2 a 4 ml, tres veces por día.

¿Para qué sirven las hojas de frambuesa?

Las propiedades terapéuticas y medicinales de la infusión de hojas de frambuesa le convierten en aliado en caso de:

  • Necesitar regular los ciclos menstruales o reducir la cantidad de la menstruación.
  • Querer incrementar la producción de leche, tomándose durante el embarazo y hasta después del nacimiento.
  • Presentar trastornos gastrointestinales, pues su efecto astringente, actúa a favor de la reducción de las náuseas, vómitos y diarreas suaves.
  • Padecer enfermedades del sistema cardiovascular.
  • Sufrir enfermedades de carácter respiratorio, sobre todo, gripes y resfriados.
  • Combatir úlceras de la boca y la garganta siempre que se utilice para hacer lavados bucales o gárgaras; asimismo funciona de igual manera cuando se padece de encías sangrantes o cualquier otra inflamación bucal.
  • Tensión, puesto que cuenta con un compuesto bioquímico de efecto relajante a nivel muscular.

La infusión de la hoja de frambuesa y el embarazo:

Desde tiempos milenarios, la infusión ha formado parte de las alternativas casera con la que las mujeres combatían las náuseas matutinas; del mismo modo, tiene acción reforzadora del útero, lo que previene abortos espontáneos. Al momento del  parto, el embebido regula las contracciones y promueve la relajación del útero.

Posibles contraindicaciones:

Es importante que las hojas seleccionadas para la infusión coincidan con  el florecimiento de la planta, de lo contrario se corre el riesgo de enfermar ya que una vez marchitas, liberan un tóxico leve. Sin embargo, no es sino el Ciclospora la mayor preocupación que debe atenderse, un parásito gastrointestinal que puede contaminar el arbusto.

Aun con las hojas correctas y libres de plaga, el consumo de la infusión puede acarrear ciertos efectos negativos, entre ellos:

  • Diarrea cuando se abusa de su consumo, lo que resulta paradójico considerando su efecto antidiarreico.
  • Depresión del sistema nervioso central cuando se combina con fármacos que promuevan esa función. Finalmente, la infusión puede ser a veces demasiado tonificante en las primeras etapas del embarazo, por lo que hay que dejar de tomarla si aumentan las contracciones.
  • Incremento de las contracciones durante las primeras etapas del embarazo, debido a su efecto demasiado tonificante.
  • Fiebre del heno, dificultad respiratoria y sibilancia en persona alérgicas a cualquiera de sus compuestos.