Saltar al contenido

Lumbalgia y Yoga / cómo Poder Ayudarnos de esta Práctica.

dolor-lumbalgia

Todos sabemos lo molesto y sobre todo doloroso que puede llegar a ser un dolor de lumbalgia. Llegas a casa después de trabajar y lo único que te apetece es que te hagan un buen masaje y te hagan olvidarte de todos tus males. Debes saber que esta no es la única solución, y que practicar yoga es muy beneficioso para eliminar el trastorno de nuestro organismo. Podemos encontrar diversos videos en YouTube sobre yoga y ejercicios a practicar asi como poder ayudarnos de esta práctica.

¿Qué es exactamente el Yoga y sus Beneficios?

 El yoga es un término que puede traducirse como “esfuerzo” o “unión”. El concepto tiene dos grandes aplicaciones: por un lado, se trata del conjunto de disciplinas físicas y mentales que se originaron en la India y que buscan alcanzar la perfección espiritual y la unión con lo absoluto; por otro lado, el yoga está formado por las prácticas modernas que derivan de la mencionada tradición hindú y que promueven el dominio del cuerpo y una mayor capacidad de concentración. En la actualidad, el yoga es practicado por quienes intentan alcanzar la integración del alma con Dios y por aquellos que buscan desarrollar su conciencia espiritual. El yoga en la actualidad suele ser catalogado como una especie de actividad física y terapéutica que ayuda a mejorar la elongación y la postura del cuerpo.

Un modo de vida que nos da un sentido positivo a nuestra vida nos ayuda a eliminar todos aquellos dolores molestos que produce la lumbalgia. Y como sabemos que estas interesado en practicar personalmente esta terapia en tu casa, te dejamos algunas posturas de yoga que podemos practicar en parejas, sin olvidarte de calentar un poco antes:

 

Posturas de Yoga para combatir el Lumbago.

postura-de-la-torsión
postura-de-la-torsión

Postura de la torsión: nos sentamos en el suelo con las piernas estiradas y juntas. Doblamos la pierna derecha a la vez que la pasamos por encima de la izquierda apoyando el tobillo derecho (manteniendo la planta del pie en el suelo) sobre el muslo izquierdo. Giramos el tronco a la derecha y pasamos el brazo izquierdo por detrás de la pierna derecha. La mano derecha queda apoyada en el suelo y giramos la cara para mirar hacia atrás. Intentamos aguantar cuarenta y cinco segundos y volvemos a la posición inicial despacio.  Repetimos esta postura dos veces con cada uno de los lados.

postura-ardha-matsyendrasana
postura-ardha-matsyendrasana

Media postura de Matyendra: continuamos sentados en el suelo con las piernas estiradas y juntas. Doblamos la pierna izquierda y apoyamos el talón en el muslo contrario, pero por la parte externa. Doblamos ahora la otra pierna y apoyamos el pie en el suelo próximo a la rodilla izquierda. Giramos el tronco hacia la derecha y ponemos el brazo izquierdo por encima de la pierna derecha apoyando la mano sobre la rodilla izquierda. El otro brazo lo echamos hacia atrás y apoyamos la palma en el suelo.  Intentamos aguantar cuarenta segundos y volvemos a la posición inicial despacio.  Repetimos esta postura dos veces con cada uno de los lados.

ardha-shalabhasana-Media postura del saltamontes
ardha-shalabhasana-Media postura del saltamontes

Media postura del saltamontes: nos tumbamos en el suelo boca abajo con los brazos a los lados del cuerpo. Apoyamos tanto la barbilla como las palmas de las manos en el suelo para tener un punto de apoyo al realizar la postura. Totalmente estirada, subimos la pierna derecha lo que podamos sin mover las caderas. Intentamos aguantar medio minuto y bajamos la pierna despacio. Repetimos esta postura dos veces con cada una de las piernas.

matsyasana-postura-pez
matsyasana-postura-pez

Media postura del pez: para realizar esta postura nos volvemos a sentar con las piernas estiradas y juntas. Curvamos hacia atrás el tronco todo lo que podamos tomando como apoyo nuestros antebrazos. En esta postura comenzamos a bajar el tronco hasta apoyar la parte superior de la cabeza en el suelo.  Intentamos aguantar treinta segundos y volvemos a la posición inicial despacio.  Repetimos esta postura una vez más.

postura-del-triángulo
postura-del-triángulo

Postura del triángulo: nos colocamos de pie y separamos las piernas bastante. Colocamos los brazos en cruz con las palmas de las manos hacia abajo. Inclinamos de forma lenta y pausada el tronco hacia la derecha y un poco hacia delante hasta tocar el pie con la mano. El otro brazo quedará perpendicular al suelo y con todas las extremidades estiradas giraremos la cabeza para mirar hacia arriba. Intentamos aguantar cuarenta y cinco segundos y volvemos a la posición inicial despacio.  Repetimos esta postura dos veces con cada uno de los lados.

Antes de terminar la sesión es recomendable realizar unos ejercicios de relajación. Podemos simplemente tumbarnos hacia arriba con las piernas ligeramente separadas, los brazos con las palmas hacia arriba y algo separadas también del cuerpo, los ojos entrecerrados y en esta posición controlar la respiración. Notaremos como nuestro cuerpo se va relajando por momentos.

Es importante cuidar tu cuerpo y mente constantemente y así evitar dolores innecesarios y la práctica de yoga te ayuda a conseguirlo.