Saltar al contenido

Los Alimentos y cómo Podemos Conservar las vitaminas.

Cocción Salteado

En muchas ocasiones para que un alimento se encuentre listo para el consumo, este debe pasar por todo un proceso en el que puede llegar a perder parte de sus nutrientes, el transporte, el procesado, la conservación, el cocinado…

Para llegar a la mesa pasa por todo un periplo en el que puede perder nutrientes. Es cierto que hay una parte que no podemos controlar, pero otra muy importante sí porque la conservación de sus vitaminas dependerá mucho de cómo lo manipules y los prepares.

Pelando Fruta
Pelando Fruta

¿Pelar o No la Fruta?

Las frutas tienen un contenido entre 3 y 5 veces mayor de vitaminas, antioxidantes y fibra en la piel y en la zona próxima a esta. Por eso es mejor no pelarlas o quitar muy poca piel. Por supuesto, si las comes enteras, lávalas muy bien para retirar de la piel restos de pesticidas y otras sustancias nocivas. Y recuerda que se debe cortar, trocear y pelar la á fruta y verdura justo antes de consumirse o de cocinarse.

Debemos Cuidar los Tiempos de Cocción.

A la hora de cocinar las verduras y hortalizas es normal que se pierdan vitaminas por el calor y porque quedan en el agua de cocción. Pero puedes reducir este efecto si tienes en cuenta las siguientes pautas:

  • Cuanto más tiempo dure la cocción y más alta sea la temperatura menos vitaminas quedan.
  • Incorporar bicarbonato al agua para mejorar la textura y el color de las verduras también resta vitaminas.
  • En el hervido, si añades sal y vinagre o limón se disminuyen las pérdidas.
  • Intenta dejar las hortalizas “al dente”, sin cocerlas demasiado, y pásalas por agua fría tras retirarlas del fuego para detener el proceso de cocción.
  • El agua de la cocción es muy vitamínica. Úsala para sopas, caldos o purés.

Manipula y Guarda “BIEN” Los Alimentos y Vegetales.

Frutas, verduras y hortalizas estas deben almacenarse a temperaturas frescas. A 20-25° C se dan reacciones químicas que afectan a sus nutrientes y esas reacciones disminuyen a la mitad si la temperatura es de 10° C. Solo en el caso de tomates y frutas tropicales como plátano, aguacate o pina se desaconsejan las temperaturas bajas.

Zumos y Ensaladas.

Son dos alternativas muy vitamínicas, aunque debes tomar precauciones; Los zumos de cítricos se deben consumir cuanto antes porque su vitamina C se pierde al entrar en contacto con el aire. Si haces ensaladas debes mantener la lechuga el mínimo tiempo posible en remojo, y retirar la menor cantidad de hojas externas.

Algunas Técnicas de Cocción Afectan los Alimentos

Hervido
Hervido

Hervido: Las proteínas, grasas e hidratos de carbono se mantienen bastante estables.  Se pierde algo de minerales, pero sobre todo vitaminas.

 

 

 

cocinar-Estofado
cocinar-Estofado

Estofado: Es un largo tratamiento con temperaturas moderadas.  Parte de vitaminas y minerales pasan al jugo, con la ventaja de que este se consume con el plato.

 

 

 

Olla exprés
Olla exprés

Olla exprés: Se ocasionan menos pérdidas nutritivas que en el caso del hervido o el guisado, pues el tratamiento conlleva menos tiempo.

 

 

 

Cocción al vapor

Cocción al vapor: Técnica muy recomendable porque se pierden muy pocos nutrientes.

 

 

 

 

 

comida_frita
comida_frita

Fritura: Las pérdidas son pequeñas pues el alimento forma una costra en el exterior que protege el interior. No obstante, con esta técnica se gana en grasas.

 

 

 

Asado o Horneado
Asado o Horneado

Horneado: Las pérdidas se dan a nivel externo del alimento.  Cuanto más grande sea el producto serán menos importantes.

 

 

 

 

Microondas: Se preserva el contenido de nutrientes pues el producto se trata a temperaturas que apenas superan los 100°C. sin agua, y durante poco tiempo.