Saltar al contenido

La Osteoporosis Una enfermedad que sufren muchas mujeres.

Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad muy frecuente. En España y el mundo sufren esta enfermedad cientos de millones de personas, gran parte de las cuales son mujeres. Sin embargo ocho de cada diez personas no están diagnosticados, es decir, que un gran número de personas viven con osteoporosis sin saberlo y, por lo general, la primera noticia les llega cuando sufren una fractura. La osteoporosis es el segundo problema en importancia en el campo de la salud tras las enfermedades cardiovasculares. Los expertos apuntan a la prevención, principalmente adoptando unos hábitos de vida saludables, como la mejor estrategia para evitar la enfermedad y sus consecuencias. El problema es que muchas personas siguen sin cuidar sus huesos porque creen que si tuvieran osteoporosis sentirían dolor. Pero la realidad es que la osteoporosis es una enfermedad que avanza sin que lo notemos y hace que nuestros huesos se debiliten cada vez más.

evolución

Por que se Debilitan los Huesos?

A PARTIR DE LOS 45:

Nuestros huesos se van volviendo cada vez más débiles hasta el punto en el que pueden llegara producirse fracturas. Para entender este proceso tenemos que saber cómo funcionan los huesos.

Los huesos que son:

Órganos vivos que se renuevan. En ellos hay dos tipos de células: las que destruyen el hueso (Osteoclastos) para coger el calcio que se acumula en ellos y las que crean hueso (Osteoblastos).

Con la edad:

Las células creadoras de hueso se hacen más lentas y nuestros huesos son cada vez más frágiles. Cuando esto ocurre es cuando nuestros huesos empiezan a debilitarse.

Sin señales:

Este debilitamiento no produce ningún síntoma hasta que (si no se toman medidas) se produce la fractura, con todas las consecuencias que conlleva.

¿Quién puede desarrollar osteoporosis?

Existen una serie de factores que predisponen a una persona a desarrollar la enfermedad. Algunos de ellos no se pueden modificar, como la edad, el sexo (afecta más a la mujer), los antecedentes familiares, haber tenido una fractura previa o estar en tratamiento con algunos fármacos. Estos factores no se pueden controlar, pero lo que sí se puede hacer es preocuparnos por la salud de nuestros huesos, porque todas aquellas personas que no hagan nada por cuidar sus huesos tienen riesgo de desarrollar osteoporosis. Y es que cuidar de nosotros desde ahora es una inversión de futuro.