Saltar al contenido

¿Haces buen uso de los antibióticos?

antibioticos

Los antibióticos son un gran avance de la medicina, pero si se toman mal logran el efecto contrario: hacen que las bacterias se vuelvan resistentes y cuesta más curar las infecciones.

Actualmente en el mundo se abusa del uso de los antibióticos. Bien porque se abusa de ellos ante la más mínima infección y sin que el médico lo recomiende, o bien porque no se toman ni en las dosis ni durante el tiempo adecuado. Un gran error, ya que estos fármacos han supuesto uno de los grandes avances de la medicina moderna que han salvado muchas vidas. Y es que hace un siglo eran habituales las muertes por infecciones que ahora “curan” estos fármacos. Actualmente, su uso indiscriminado está provocando que cada vez las bacterias se vuelvan más resistentes, frente a las cuales los antibióticos actuales cada vez hacen menos efecto. Por eso no está de más saber para qué están indicados y cuándo y cómo deben tomarse. Sin olvidar, por supuesto, que siempre deben administrarse bajo control médico.

¿En que caso están Indicados?

Solo las infecciones bacterianas se deben tratar con antibióticos. No están indicados para infecciones víricas como resfriados o gripe, ni tampoco para tratar síntomas como tos o dolor de garganta. En cuanto a la fiebre, esta es una respuesta del cuerpo contra la infección y no una indicación de que se necesiten antibióticos. En el caso de las infecciones respiratorias y otorrinolaringológicas (faringitis, amigdalitis, otitis, etc.), solo algunas requieren antibióticos. La mayoría de los dolores de garganta se deben a infecciones virales comunes que se resuelven espontáneamente sin tratamiento específico. Solo el 50% de las faringitis infantiles y un 15-25% de las de adultos son de origen bacteriano. Aun así, muchos de los pacientes son tratados erróneamente con antibióticos.

EL”ABC” para tomar bien los Antibióticos.

¿Puedes dejarlos si ya te encuentras bien? Si tu médico te ha recetado un antibiótico, debes tomarlo durante todos los días que te haya prescrito. No debes dejarlo, aunque notes que ya te sientes mejor. Si abandonas el tratamiento antes de tiempo, la infección puede reactivarse y producir entonces un cuadro mar grave, además de favorecer la aparición de resistencia bacterianas.

Si los tomas sin necesidad no vas a acelerar tu recuperación y no cumplir el tiempo que te han indicado los deja sin efecto

¿Es mejor administrarlos con alimentos o en ayunas?

Varía en cada caso. En ocasiones se recomiendan justo antes de las comidas para evitar posibles molestias digestivas; en otros casos es preferible tomarlos en ayunas- TU médico te indicará la mejor manera. ¿Interfiere estar tomando otros medicamentos? En algunos casos sí, por lo que debe advertirse al médico. Esto incluye también los tratamientos homeopáticos, preparados herbales…

¿Y hay alguna interacción de los antibióticos con los alimentos?

En algunos casos sí. El calcio de la leche y otros lácteos hace que la tetraciclina no se absorba totalmente y disminuya el efecto del fármaco. Lo mismo ocurre con los zumos de frutas enriquecidos con calcio, que disminuyen la absorción intestinal de las fluoroquinolonas. El sumo de pomelo tomado junto a la eritromicina incrementa el riesgo de arritmia.

¿Es importante respetar el tiempo entre las dosis de los antibióticos?

Sí, para que sea eficaz es clave tomarlo con la frecuencia indicada: cada 8,12 o 24 horas es lo más frecuente. No se debe confundir la toma cada 8 horas con las tres comidas principales, puede que estas no coincidan.