Saltar al contenido

Corazón sano como una Manzana.

Top-five-healthy-heart-tips

Y muchas ideas para prepararla

Una buena forma de disminuir el colesterol LDL (malo) es con una manzana al día. Un estudio realizado por el Departamento de Nutrición de la Universidad de Florida ha demostrado que un consumo regular de manzanas disminuye hasta un 23% el riesgo de padecer problemas cardiacos. La mitad de las mujeres participantes en el estudio, que comió una manzana con piel al día durante un año (la otra mitad ingirió pasas) sin hacer otro cambio en su dieta, redujo en un 23% el colesterol LDLy aumentó un 4% el HDL (o colesterol bueno). Además, perdió una media de 1.4 kilos por el efecto saciante de esta fruta. Parece que la causa de estos cambios está en la pectina y los polifenoles de la cascara, que ayudan a eliminar los residuos y toxinas, lo que mejora el metabolismo de los lípidos y reduce la producción de moléculas inflamatorias vinculadas al riesgo de padecer afecciones cardiacas. Te proponemos algunos trucos para introducir manzana en tu dieta:

Come una manzana bien lavada y con piel como tentempié entre horas.

Es mucho más saludable y saciante que la panadería industrial. Por ejemplo, seis galletas integrales tienen casi las mismas calorías que una manzana grande, pero su efecto saciante es mucho menor, ya que los azúcares procesados despiertan el apetito, incitando a comer más. También contienen grasas saturadas, que pueden contribuir al aumento del colesterol “malo”.

Córtala en dados y guárdala si no te gusta comerla a mordiscos.

Para evitar que se oxide, se sumerge los trozos en agua con un chorrito de limón. Y si quieres darle un toque exótico, añade un poco de canela molida. Se puede congelar sin perder sus propiedades.

Manzana asada como postre.

Hornea las piezas completas, mantén la piel y la pulpa queda más tierna. También puedes congelarla.

heart
heart

 

Úsala como ingrediente de algunos platos.

Por ejemplo, en ensaladas, combinada con lechugas, arroz, queso, pechuga de pollo o atún. También puedes utilizarla en guarniciones, acompañando a carnes de sabores más potentes e incluso como forma de sustituir a las patatas fritas. Prueba a rehogarla junto a guisantes, cebolla, puerros, cairotas y espárragos trigueros, o introducirla en guisos como patata. En cualquiera de estas preparaciones, mantén la piel para conservar su aporte en pectina y polifenoles.

¿El número de ejercicios ideal para entrenar Cuál es la relación respecto al grupo muscular?

¿La proporción de volumen (número de ejercicios) en una sesión de trabajo, debe ser lo más equitativa entre las tres cadenas musculares (anterior, lateral y posterior) en relación a un tercio, o hay alguna de ellas en la que necesitamos incidir más? Ante todo no debemos olvidar la importancia anti gravitatoria de la gran cadena posterior, así que es necesario su entrenamiento y activación más allá de la clásica relación 1:3, la opción es que estén equilibradas en el reparto del trabajo, recuerda además que cada vez que realicemos una flexión del tronco hacia delante bien estabilizada, conseguiremos un estiramiento excéntrico de los músculos tónicos posteriores de la pierna, al tiempo que mejoramos la movilidad de la cadera, esto nos permite entender la necesidad de incluir siempre movimientos de flexión dinámicos en que los erectores realicen su Función y estabilizar evitando la flexión de columna. Todo esto nos hace ver la poca justificación de su trabajo por debajo de la cadena antagonista. Por último, recuerda que el objetivo es conseguir involucrarlo, integrarlo en movimientos de fuerza, y aquí